19 ene

¿Conocimiento aplicado o conocimiento inútil?

futbol

Hace ya muchos años, durante la época universitaria (por cierto, qué viejo se siente uno cuando recuerda anécdotas de hace tanto tiempo), jugaba un partido amistoso de fútbol sala con un grupo de amigos. Durante el juego, uno de nosotros apoyó mal el pie en un giro y se torció malamente el tobillo. Debido a que éramos un montón de gente ese día, algunos nos salimos del campo para acompañar a este chico, mientras que otros entraron y continuaron dando toques al balón.

El chico lesionado se sentó en una de las gradas y se abrazaba la canilla mientras mantenía la cara congestionada de dolor. El resto valorábamos dónde conseguir hielo y tratábamos de convencerlo de acercarle a algún sitio donde un profesional le mirara la lesión.

En ese momento, uno de los del grupo que jugaba decidió acercarse a nosotros. Resulta que este chico era estudiante de Fisioterapia y, de alguna manera, todos enseguida depositamos nuestra confianza en que sabría gestionar la situación mejor que el resto.

Este hombre se acercó, se inclinó hacia adelante y, pronunciando un dictamen como si de un juez se tratara, señaló el tobillo y dijo “eso es un esguince de grado 2“. Acto seguido, se dio la vuelta y volvió a entrar al campo para continuar jugando el partido.

Esta anécdota se me ha quedado guardada en la memoria para recordarme que una cosa es aportar una solución y otra bien diferente es tratar de presumir ante los demás de lo mucho que sabes. A fin de cuentas, el conocimiento que no puede aplicarse no es útil. ¿Para qué nos sirve saber el grado de un esguince si lo que realmente importa es saber qué es lo que hay que hacer para minimizar su impacto?

Un breve ejercicio: a partir de ahora, en las reuniones, fíjate bien en cuántas aportaciones se realizan con una clara intención de encontrar una solución o de entender mejor el problema, y cuántas aportaciones se realizan para deleite de quien habla.

No se trata de lo mucho que sabes sobre un tema. Se trata de lo que puedes hacer con el conocimiento que tienes.

 

 

Este artículo procede de mi newsletter, donde comparto noticias relacionadas con la tecnología, el mundo empresarial, la dirección de proyectos o las startups.

Si lo deseas, puedes inscribirte en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *